Cómo ayudar a un perro temeroso a ganar confianza

Es desgarrador ver a nuestro amigo canino sufrir a causa del miedo. Nos gustaría ver a nuestro perro con confianza y seguridad para enfrentar situaciones de miedo.

Aquí conocerás las causas y signos necesarios para identificar los miedos de tu perro y tomar las medidas necesarias para ayudarlo.

Esto te permitirá saber cómo ayudar a un perro temeroso a ganar confianza para enfrentar situaciones difíciles y estresantes para que pueda tener una vida plena y feliz.

Causas comunes de miedo en los perros

Puede haber muchas razones por las que un perro es tímido. Los perros pueden tener miedo de una variedad de cosas y situaciones. Varios factores pueden contribuir al desarrollo del miedo.

Las causas del miedo varían de un perro a otro. Hay veces que puede tener una sola causa o ser la combinación de varias causas. Los más comunes son la falta de socialización, las experiencias negativas y la predisposición genética.

falta de socialización

La falta de socialización desde una edad temprana es una de las causas más comunes de miedo en muchos perros tímidos.

Cuando se les priva de espacios donde puedan socializar con otras personas y también estar en contacto con diferentes entornos y situaciones, es más probable que desarrollen miedos. Esto hace que sea más difícil para ellos manejar cosas nuevas durante su vida.

La socialización les ayuda a desarrollar confianza en sí mismos y ser capaces de afrontar mejor las situaciones inquietantes.

Experiencias negativas

Es común que un perro relacione una situación, una persona o algo con una experiencia negativa y traumática. Esta asociación puede hacer que desarrolle miedos específicos.

Por lo general, cuando un perro está genéticamente predispuesto, tiende a tener más miedo de una variedad de situaciones y cosas en lugar de solo una.

Miedos comunes a los perros

Algunas de las cosas más comunes que los perros temen son:

  • Postura sumisa. Una postura sumisa es una expresión común de miedo. Es principalmente visible cuando su perro mantiene la cabeza baja, las orejas planas y la cola metida entre las piernas.
  • bostezando Los perros, cuando están tensos, suelen bostezar mucho. Bostezar es una forma de intentar calmarse y liberar tensiones. No confundas este tipo de bostezo con tener sueño.
  • Jadeo. Cuando un perro está nervioso o tenso, suele jadear mucho aunque no haya hecho ejercicio. Este jadeo es similar a cuando un humano respira rápido en una situación que le causa miedo.
  • Sacudida. Algunos perros tiemblan cuando están ansiosos. Este temblor es más evidente en las patas traseras. Aunque a los perros pequeños les puede temblar todo el cuerpo.
  • gruñidos y ladridos. Aunque comúnmente se percibe como agresividad, un perro que se siente inseguro y asustado, gruñe y ladra con la intención de alejar al objeto de su miedo.
  • micción sumisa. Algunos perros suelen expresar su miedo orinando, aunque sea unas gotas. Esto es más común en perros muy sensibles o en aquellos que han sido maltratados previamente.
  • Mordiendo. Cuando un perro se siente amenazado y acorralado, puede morder por miedo. Este mordisco suele ser rápido, muerde y se aleja.
  • Ritmo. Cuando un perro no se queda quieto o camina nervioso, suele ser una manifestación de miedo. Correr o caminar de un lado a otro puede ayudar a liberar la tensión que siente.
  • Pegajoso. Es un comportamiento más común en cachorros que en perros adultos. Pero muchas veces, cuando los perros sienten miedo, tienden a acudir a su dueño para calmarse y buscar seguridad.
  • lamiendo los labios. Si no sucede cuando un perro ve comida o una deliciosa golosina, puede ser señal de que está nervioso o asustado por alguna situación específica. Es un comportamiento auto-calmante en situaciones de estrés.
  • Negarse a tomar golosinas. Generalmente, muchos perros, cuando están aterrorizados, pierden el apetito y se niegan a aceptar golosinas de comida, incluso si son sus favoritas. Aunque algunos, por miedo, los tomarían pero se los tragarían rápidamente.

Cómo generar confianza en un perro inseguro

Construyendo la confianza de tu perro desde una edad temprana

La socialización desde una edad temprana es el factor más crítico para que tu perro crezca como un animal seguro de sí mismo. Esto le permitirá manejar mejor la diversidad de situaciones y cosas a lo largo de su vida.

Controlar su entorno ayuda en las primeras etapas a prevenir situaciones que le provoquen miedo mientras gana confianza y se siente más cómodo y seguro.

Esto no resuelve el problema. Pero ayuda a bajar el estrés de tu perro y a crear un ambiente en el que pueda sentirse más seguro y tener un entorno más favorable y cómodo para afrontar mejor el problema.

Será diferente con cada perro, dependiendo de los miedos que tenga. Por ejemplo, para un perro que le teme a los extraños, puedes evitar las áreas con mucha gente o, cuando un extraño vaya hacia ti y tu perro, cambia de dirección para distanciarte y evitar al extraño.

Para un perro tímido, también ayuda mucho sentirse seguro teniendo una rutina diaria constante. Cuando su perro sabe qué esperar durante el día, lo ayuda a sentirse menos ansioso y más seguro.

También hay música diseñada específicamente para perros que puede ayudar a calmar y relajar a los perros temerosos o ansiosos. Puede ser útil dejarlo encendido durante los períodos en que su perro se queda solo o usarlo en situaciones en las que comienza a sentirse ansioso por cualquier motivo.

La capacitación ayuda a generar confianza

El entrenamiento del perro es excelente para ayudar a un perro temeroso a desarrollar confianza. Si es posible, tomar clases de obediencia básica ayuda mucho.

Los ejercicios básicos de adiestramiento canino como “siéntate”, “abajo”, “quieto” y “ven” son buenos para empezar. Estos comandos te ayudarán a manejar mejor las situaciones cuando un perro está insensibilizado, como veremos a continuación.

El entrenamiento ayuda a establecer su liderazgo y a construir una relación de confianza entre su perro y usted.

Es necesario que tu perro aprenda y refuerce su confianza en ti. Para ello, el entrenamiento tiene que ser divertido para él. Siempre tienes que usar el refuerzo positivo con golosinas, juguetes o elogios para motivar y recompensar.

El entrenamiento también ayuda a mejorar la comunicación entre tu mascota y tú. Esta comunicación es esencial cuando se trata de un perro asustado.

Contracondicionamiento y Desensibilización

Una forma de ayudar a su perro a superar sus miedos es a través de lo que los entrenadores de perros conocen como contracondicionamiento y desensibilización. Se utiliza principalmente para cambiar comportamientos negativos, especialmente en perros temerosos y agresivos.

En estos casos, la distancia es tu mejor aliado. Si nota que su perro comienza a mostrar signos o comportamientos de miedo, aléjese del gatillo a una distancia donde su perro se sienta más tranquilo y relajado.

Por eso es fundamental primero identificar los estímulos para encontrar la manera de bajar su intensidad y poder manejarlos.

Es necesario comenzar con situaciones que sean fáciles de manejar.

Mientras permanece tranquilo, disminuye lenta y gradualmente la distancia entre él y el otro perro. En caso de que el perro se pierda de vista, deja de darle las golosinas.

Tenga cuidado de no pasar al siguiente nivel y disminuir la distancia hasta que su perro demuestre que está esperando que sucedan cosas buenas, como esas deliciosas golosinas. Tienes que dejar que el perro marque el ritmo.

Este ejercicio ayudará a que tu perro temeroso empiece a relacionar el desencadenante del miedo con cosas positivas.

Desensibilizar a un perro temeroso a las cosas que lo asustan requiere tiempo y paciencia. El miedo es una respuesta emocional, y es un reto superarlo. Pero puede hacerse.

Qué no hacer con un perro temeroso

No fuerces a tu perro

Algunas personas piensan que hay que obligar a un perro a enfrentarse a sus miedos para que pueda superarlos. Pero esto no funciona así. De hecho, puede reforzar e incluso aumentar la ansiedad.

Como mencioné antes, siempre debes dejar que el perro marque el ritmo. Siempre tienes que evitar que tu perro entre en pánico. Cuantas más experiencias negativas tenga con algo, más difícil será superarlas.

No recompenses el miedo con afecto

Para un perro, las manifestaciones de afecto como los abrazos y las caricias se perciben como una recompensa. Si cada vez que siente miedo es recompensado con cariño, comenzará a asociar el miedo con la recompensa.

Si tu perro siente que es recompensado por tener miedo, esto puede hacer que el miedo se refuerce en lugar de ayudarlo a manejarlo.

No castigues a tu perro

Golpear, gritar o cualquier otro tipo de castigo no ayuda a que tu perro temeroso y nervioso supere sus miedos y desarrolle confianza. De hecho, empeora la situación y puede hacer que tenga más miedo.

Para poder ayudar a tu perro a desarrollar confianza, es crucial que tu perro se sienta seguro y confíe en ti.

Pensamientos finales

Ayudar a un perro a aumentar su confianza puede llevar mucho tiempo. Incluso es habitual que, en algunos casos, no se pueda superar del todo, aunque es posible ayudarle a gestionar mejor las situaciones de miedo.

Por eso es importante y necesario tener paciencia. Tienes que tener claro que es posible ayudar a tu mascota y que tu perro pueda tener una vida sana y feliz.

También es importante reconocer que hay casos en los que es recomendable buscar la ayuda de un entrenador de perros certificado o un consultor de comportamiento animal.

También Podría Interesarle

Datos interesantes sobre la nariz del perro: intenso olfato en la nieve

Cuando ha nevado extensamente en Alemania, muchos dueños de perros descubren que sus perros olfatean …

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad